José Armando Barcelona Bonilla

Mi soledad

Abad.:   Buenas tardes, don Francesco. Cura.:    Buenas son, abad Lacarra, pero arrímese a la parra, hombre, que estará más fresco. ¿Qué le hace por esta casa, al fraile benedictino? Abad.:   …